En la temporada 1933-34 el F. C. Barcelona terminó penúltimo, evitando la última plaza que hasta la temporada anterior suponía el descenso de categoría. Posteriormente, con el advenimiento de la Segunda República se produjo un descenso del número de socios que se agravó con el estallido de la guerra civil española en 1936. Ese año, además, el presidente del club Josep Suñol, que era político de Esquerra Republicana de Catalunya, equipacion de españa fue fusilado por las tropas nacionales en la sierra de Guadarrama.