En 2014, tras proclamarse campeón del Mundial de Clubes, el equipo lució por primera vez el parche dorado que le acredita como campeón mundial en la parte derecha de la camiseta y encima del escudo de Adidas como reconocimiento del título. L’Équipe del Balón de Oro, premio al mejor futbolista del mundo según un jurado de expertos, y en donde los blancos coparon el podio del trofeo durante los primeros años.